La Enfermedad de Hansen en el estado de Espírito Santo, Brasil:

Colonia de Itanhenga

(Hospital Colonia Pedro Fontes)

por Patrícia D. Deps

Professora TitularDepartamento de Medicina SocialPrograma de Posgrado en Enfermedades Infecciosas, UFES. Brasil.

y Sebastião Pimentel Franco

Professor TitularPrograma de Posgrado en Historia Social de las Relaciones Políticas UFES. Brasil.
10/08/2020

Entre 1920 y 1924, el Gobierno Federal de Brasil creó una política de saneamiento rural para combatir las enfermedades, incluida la Enfermedad de Hansen (EH), en varias unidades de la federación. Sin embargo, es a partir de la ascensión de Getúlio Vargas a partir de 1930 que las acciones gubernamentales efectivas pueden verse en relación a la asistencia y el combate de la EH. En ese momento, un gran número de personas afectadas por la EH en Brasil son identificadas (1).

El aislamiento obligatorio de estas personas en las colonias de Brasil consistió en una urdimbre red que unía poderes y conocimientos. Así, la sociedad, los médicos, el público, las autoridades y las propias personas afectadas se convencieron erróneamente de la necesidad de proteger a las personas sanas de una enfermedad letal y contagiosa cuyos agentes etiológicos eran desconocidos.

Un ejemplo de esta práctica es la frase: ´´ Por el bien de los sanos, Lázaro pierde su libertad ´´- el eslogan de la propaganda de educación sanitaria de la Sociedad para la Protección de los Lázaros y la Defensa contra la Enfermedad de Hansen, publicado en 1931, que retrata bien la situación de las personas afectadas por la EH en Brasil en ese momento (2)

En aquella época, Souza-Araújo mencionó la existencia de aproximadamente 50.000 personas afectadas por la EH en todo el país. El Programa Federal para el Control de la Enfermedad de Hansen se basó en la organización de la investigación y el censo, teniendo como trípode para el control de la enfermedad: la colonia, el dispensario y el centro de prevención (3).

La decisión de construir o no los hospitales colonias en Brasil era una cuestión financiera, dependía de si había o no recursos para tales obras y de quién los financiaría. Era dada por hecho la necesidad de estos hospitales colonias y era más que seguro que el destino de las personas afectadas por esta enfermedad debía ser el aislamiento obligatorio en estas instituciones.

La historia de la Enfermedad de Hansen en el estado de Espírito Santo está relacionada con la construcción de la Colonia de Itanhenga, o Colonia Pedro Fontes. Hasta el año 1922, se diagnosticaron muy pocos casos de Enfermedad de Hansen en el estado. Sin embargo, fue después de la llegada del médico Pedro Fontes en 1927 al estado de Espírito Santo que se detectaron casos de la Enfermedad de Hansen (4,5). Después de algunos años de trabajo visitando médicos y examinando a los pacientes en la capital, Vitória, y en el interior del estado, Pedro Fontes verificó la existencia de 370 casos. En diciembre de 1930, Pedro Fontes envió al capitán João Punaro Bley, Interventor del estado de Espírito Santo, un informe sobre la situación endémica y pidió la creación de un espacio para el aislamiento de las personas afectadas por esa enfermedad.

Inicialmente, la sugerencia de Pedro Fontes, como solución provisional a la ausencia de recursos, fue que el estado crease un asilo en "Ilha do Cal" para la recepción inmediata de las personas con la enfermedad (1.4). Fue entonces cerca de 1931 cuando una casa fue adaptada en esa isla para recibir mujeres y niños, y al año siguiente construyeron un pabellón para acomodar a los hombres. Mientras, Pedro Fontes abogaba por la construcción de un hospital colonia para el aislamiento obligatorio de las personas afligidas por la Enfermedad de Hansen (1).

Foto 1: Entrada a la Colonia de Itanhenga (1937). Fuente: Souza-Araújo, 1937.

Planeada para recibir hasta 380 internos, la Colonia de Itanhenga fue construída a 14 kilómetros de la capital Vitoria y a 80 metros sobre el nivel del mar, en Cariacica, un municipio de área metropolitana de la Grande Vitória. La superficie total de la colonia era de 1.200 hectáreas, y se dividió en tres partes, cada una con una función específica: una para la propia colonia; otra para el preventivo, todavía para ser construido y una tercera área agrícola para acoger futuros egresos del hospital colonia [4].

La recomendación del plan de construcción de las colonias era que los hospitales colonias para personas afligidas con la Enfermedad de Hansen, fueran divididos en tres zonas distintas: sana, intermedia y enferma. Esta división era para preservar la integridad de los profesionales sanos que atenderían a los pacientes (4.5).

Todas las construcciones destinadas a ser utilizadas por el personal médico, administración y otros empleados sin la enfermedad, fueron localizadas en área saludable. En la zona intermedia estaban los religiosos, los casos sospechosos, la cocina, farmacia y laboratorio. La zona que estaba enferma o era contagiosa era donde se localizaban los 12 pabellones tipo "Carville" y las 20 casas que acomodaban a las personas enfermas y otras construcciones destinadas a la circulación. Además del campo de fútbol, la iglesia, la biblioteca, la morgue y el cementerio. (4)

De mayo a octubre de 1937, fueron internadas en la colonia de Itanhenga 230 personas previamente diagnosticadas con la Enfermedad de Hansen. Estas personas fueron fácilmente recogidas por el servicio de salud y llevadas a la Colonia en Itanhenga, pues ya habían sido visitadas por los médicos itinerantes y habían recibido información sobre la enfermedad y la hospitalización en la Colonia. (4)

Según el informe publicado por Pedro Fontes, en el año 1941 había 1.081 personas con la Enfermedad de Hansen y 200 casos sospechosos. (1) [1]

La internación obligatoria de pacientes con la Enfermedad de Hansen fue abolida en 1962 tras el descubrimiento de un tratamiento eficaz y recomendaciones internacionales de la década de 1920 que abolían el aislamiento terapéutico. A partir de 1962, surge el período de análisis y reestructuración de los hospitales-colonias en Brasil y acciones de los movimientos sociales. La Colonia Pedro Fontes internó personas afectadas por la Enfermedad de Hansen hasta 1979 aproximadamente. (6)

Foto 2: Residente del Hospital Colonia Pedro Fontes (2010). Por Tadeu Bianconi
Traducido por

Yelena Maria García Ferrer

Referencias

  1. FRANCO, Sebastião Pimentel; BARROS, Luiz Arthur Azevedo. A lepra no Espírito Santo: de fagueira ilusão à Colônia de Itanhenga. Dimensões, Vitória, ES, v. 34, p. 228-254, 2015.

  2. MACIEL, L. R. Em proveito dos sãos, perde o lázaro a liberdade: uma história das políticas públicas de combate à lepra no Brasil (1941-1962). 2007. 380 f. Tese (Doutorado em História) - Universidade Federal Fluminense, Niterói, 2007.

  3. A INTERVENTORIA Federal e o Serviço de Prophylaxia da Lepra. Diário da Manhã, Vitória, ES, p. 3, 25 nov. 1934.

  4. SOUZA-ARAUJO, Heraclides Cesar de. A lepra no Espírito Santo e sua prophylaxia: A “Colonia de Itanhenga” – Leprosário modelo. Memória Instituto Oswaldo Cruz, v. 32, n. 4, p. 551-605, 1937.

  5. DEPS PD, SANTO RBE, MERÇON FS. Pedro Fontes, o médico que descobriu a hanseníase no estado do Espírito Santo, Brasil. Mirabilia Journal, Oct 2018 (11): 7-12.

  6. DEPS PD, CASER L, MENDES LA, FREITAS BA, QUINTELA L, CHICON CD, SIQUEIRA M, CATARINA MA. Have we learned from the mistakes of the past? Segregation of leprosy patients until the twentieth century. Mirabilia Journal, v. 5, p. 1-15, 2015.

Vídeos relacionados:

Heraldo Pereira

Director y ex-interno del Educandário Alzira Bley

Doña María

Egresada del Hospital Colonia Pedro Fontes